lunes, 9 de abril de 2012

¿Por qué la mesita cruzó la calle?

Distintas personas ilustres darían diferentes respuestas a esta pregunta, pero lo cierto es que la mesita de la que les hablo cruzó la calle porque mis hijos necesitaban una mesita de luz. Fue una grata casualidad que el vecino de en frente la sacara a la calle.

La mesita en sí tenía todas las características para que alguien la descartara: calidad regular con un único herraje del estilo de los que se puede ver en los muebles modernos de los hoteles yanquis, y varios rayones en su pintura marrón wengue.


(este era el color original)


Enseguida la convertí al estilo del cuarto de los chicos: tenía que ser blanca, así que la pinté con pintura en aerosol blanca satinada. Para que combinara más con el cuarto, ya que la estaba transformando, pinté el cajón con acrílico verde claro, que sellé con barniz mate. El herraje lo cambié por uno más rústico que compré online (que no fue exactamente lo que esperaba recibir pero no le iba a dar tantas vueltas). Finalmente, la completé con una caja forrada en tela del mismo color que el cajón, que usamos para guardar los pijamas, gran solución.




Mi conclusión después de haber intervenido esta mesita es que cualquier mueble, por más moderno y masivo que parezca, puede transformarse en algo cálido y apto para un ambiente de chicos. ¡Sólo hay que pintarlo!

Muchas gracias por leer. ¡Espero que sirva de idea!



15 comentarios:

  1. Genia total!!!
    El otro día hice algo parecido con un ropero destartalado que sacó un vecino del Jardín donde trabajo... Vamos a ver que sale... pero en mi mente veo una bonita biblioteca ;)
    Moni

    ResponderEliminar
  2. Qué bueno te quedó!!
    Una bella intervanción.
    Un cariño

    ResponderEliminar
  3. Te quedó hermosa, parece nueva!!!
    Besos y feliz martes!!

    ResponderEliminar
  4. sole! divina!!! me encanto y la combinacion de colores! beso grande

    ResponderEliminar
  5. como odio el color wengue oscuro!en casa tengo algunos muebles heredados y no los puedo ni ver!quizas algun dia me anime
    Me encantan esos herrajes,le ponen mucha onda a los muebles. Te quedó buenísima la mesita! pero por acá los vecinos no tiran nada!!!

    ResponderEliminar
  6. Me encantó!!! Coincido con Pepa, acá no tiran nada!!!! Yo suelo encontrar muchas cosas en la calle, pero casi siempre son sillas, no hay mucha variedad, jajaja! Además, quisiera tener una casa gigante para que entre todo lo que me encuentro y quiero tener!

    Buenísima la transformación! Felicitaciones por el trabajo!

    ResponderEliminar
  7. Quedo relinda!
    Pasa por mi blog que ganaste uno de los premios del sorteo. Ahi estan los detalles!

    ResponderEliminar
  8. jajaa me encantó el título del post! Pero Sole: si tu vecino la ve se va a querer cortar algo! No sólo es que te quedó divina, sino que la idea es sencilla pero genial!

    ResponderEliminar
  9. Lindiiiiisima! Y el herraje quedó perfecto!
    Mamucha

    ResponderEliminar
  10. Que bueno Sole!!!!!!
    Te quedo super calida y nadie hubiese dicho que era de ese color antes!
    Yo estoy a punto de empezar un proyecto con una mesita igual de oscura!
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Gracias a todas por sus comentarios. Me alegro de que les haya gustado. Y aunque no consigan cosas en la calle, siempre hay algún mueble en todas las casas que puede cambiar de ambiente o de función con una lavada de cara. Esta misma mesita probablemente cambie de color y de estilo en un tiempito, para adaptarse al crecimiento de los chicos. Los muebles se adaptan. Eso es lo que más me gusta.

    ResponderEliminar
  12. Felicitaciones! Quedó lindísima!
    Que pases un buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  13. ahh nooo!ESPECTACULAR ESTA MESITA!!..amorooosa!!

    ResponderEliminar
  14. Me encantó!!! buena idea la de la casa de pijamas!!! te quedó lindísima!

    ResponderEliminar

Preguntas? Sugerencias? Comentarios? Son bienvenidos!